AT. CLIENTE +34 902 750 700 | WHATSAPP +34 657 468 973 (L-V 9:30-14 | L-J 17-20)

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:
Total envío:  A determinar
Total
Comprar más entradas Realizar Pedido

Tus entradas juntasSiempre en la mejor ubicación

Envío a domicilio Las recibirás donde prefieras

Entradas Oficiales Trabajamos con las principales plazas de toros

Nuestros clientes Conoce sus valoraciones reales del servicio

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte la compra en Toroticket.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Nuestras apuestas de 2017

Seleccionamos a diez de los diestros con mayor proyección del escalafón –a nuestro juicio- entre todos los que en 2016 torearon menos de diez corridas de toros y que a día de hoy apenas han gozado de oportunidades:

- Alberto Lamelas: Si se trabaja y se cree, se puede. Esa parece ser la premisa de Alberto Lamelas, torero cuajado en Francia donde a base de esfuerzo y pundonor goza del respeto de los aficionados. Acostumbrado a torear las corridas más duras, se la jugó en su vuelta a Madrid con un difícil encierroa. Tendrá que seguir ese camino para abrirse puertas.

- Sergio Serrano: Pese a que este año va a cumplir los 8 años de alternativa, el albaceteño ha toreado poco más de 20 corridas. Un torero “nuevo” que en septiembre confirmó –sin opciones- en Las Ventas. Las últimas ganaderías que ha matado son una declaración de intenciones: Cuadri, Samuel Flores, La Quinta, Conde de la Maza, Partido de Resina

- Javier Cortés: Tras rozar la Puerta Grande de Madrid como novillero en varias ocasiones, el de Getafe quedó prácticamente relegado al ostracismo. Pero el año pasado Francia le volvió a dar una oportunidad... y la aprovechó. Recuperado de un desprendimiento de retina, 2017 puede ser el año en el que su nombre vuelva a sonar como en su etapa novilleril.

- Juan Leal: Es una de las grandes esperanzas del toreo en Francia. Ya sabe lo que es triunfar en Bayona, Nîmes y Dax. Aunque gustó en su confirmación de alternativa, sus actuaciones en España han sido en el circuito de plazas de menor categoría. Aspira a convertirse en el tercer francés en discordia tras Castella y Bautista.

- Borja Jiménez: 2016 no fue un año fácil para el sevillano. Dos orejas (Valdemorillo y Cebreros) en siete festejos en los que pisó plazas importantes como Sevilla, El Puerto y Huesca. Pero Borja es de los pocos toreros del escalafón que puede presumir de haber salido a hombros de Sevilla como novillero. Y eso es algo a tener a día de hoy muy en cuenta.

- Gonzalo Caballero: Tiene las papeletas para poder convertirse en un “torero de Madrid”. El valor y honradez en aquella tarde de San Isidro en la que aguantó herido con el muslo abierto le sirvió para ganarse el respeto de todos. Lo mismo le ocurrió después en Santander. Volver a ponerse en el mismo sitio y no ser castigado tanto por los toros será su gran reto para 2017.

- Álvaro Lorenzo: Otro de los toreros de la quinta de 2016. Ha puntuado en todas las corridas que ha toreado: 3 orejas en Toledo, 2 en Pontevedra, 1 en Albacete y triunfo en Robledo y Almodóvar. Este año podría hacer su confirmación en Madrid, donde en su debut como novillero dio una vuelta al ruedo.

- Varea: Son ya muchos años sin un torero de Castellón en las ferias. Pero Varea ha devuelto la ilusión a la afición castellonense que ya le ve como la gran esperanza de la tierra. Será de los primeros toreros en comenzar la temporada, después de que el año pasado tomase la alternativa. Y dicen que quien golpea primero… golpea dos veces.

- Luis David Adame: Fue el novillero revelación de 2016, sobre todo por su impactante actuación en San Isidro. Un triunfo al que se sumaron las dos orejas de Pamplona, la Puerta Grande que rozó en Valencia o la oreja cortada en Bayona, entre otros. En septiembre tomó la alternativa en Nîmes y cortó dos orejas.

-Miguel Ángel Silva: La del extremeño fue la penúltima alternativa del 2016. Ocurrió en Zafra, con Morante de padrino y Ginés Marín de testigo. Bien sabe que el camino no será fácil, pero él ya conoce la cara más dura del toreo una vez que en 2012 estuvo a punto de perder la vida en Hoyo de Pinares.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.